Fundación Cepsa apuesta con la Asociación Afedes por disminuir la vulnerabilidad social en el norte de Tenerife

04 jun 2021

    • Más de medio centenar de personas se benefician directa e indirectamente del programa, ganador de un Premio al Valor Social en 2020
    • El refuerzo educativo en menores, talleres de alfabetización digital, empoderamiento y apoyo para personas adultas, y la entrega de alimentos, acciones más destacadas

Un total de 60 personas de Icod de los Vinos, Garachico y San Juan de la Rambla se benefician directa e indirectamente del proyecto que desarrolla la Asociación para el Fomento de la Formación, el Empleo, la Información y el Desarrollo del Norte de Tenerife (Afedes) para ayudar y mejorar la calidad de vida de familias en situación de vulnerabilidad como consecuencia de la pandemia.

Esta iniciativa, que se puso en marcha el pasado mes de febrero y se prolongará hasta finales de este mes, ha sido impulsada por Fundación Cepsa en el marco de los Premios al Valor Social 2020, y contempla un amplio programa de acciones.

Los refuerzos educativos mediante talleres formativos para menores, así como la ayuda a las familias en el uso de las nuevas tecnologías con el fin de que los padres y las madres puedan asumir la labor de seguimiento y acompañamiento, reduciendo de este modo la brecha digital, son algunas de las acciones llevadas a cabo por Afedes gracias al Premio al Valor Social obtenido en la última edición.

La iniciativa contempla, asimismo, otros aspectos como el desarrollo integral y la inclusión social y laboral de las familias a través de talleres de empoderamiento, además de cubrir sus necesidades básicas en lo que a alimentación se refiere.

La responsable de Fundación Cepsa en Canarias, Belén Machado, junto a una de las  impulsoras del voluntariado en la compañía, Laura Hernández, conocieron ‘in situ’ los talleres que se desarrollan tanto en la sede de Afedes como en el CEIP La Vega, en Icod de los Vinos, en un encuentro en el que estuvieron acompañadas por la presidenta de la entidad, Catalina de Lorenzo-Cáceres, y la responsable del Departamento de Empleo y Calidad, Sofía Sánchez.

La visita fue la primera de las cinco que Fundación Cepsa tiene previsto realizar a los proyectos ganadores de los Premios al Valor Social de 2020, que recayeron, además de en Afedes, en Aspercan, Amate, Atelsam y Funcasor, para interesarse por su evolución y conocer de cerca el trabajo que realizan dichas entidades.

Desde Fundación Cepsa, Belén Machado hizo hincapié en el trabajo desarrollado por Afedes para mejorar la calidad de vida de personas del norte de la Isla en situación de vulnerabilidad, apostando por su desarrollo integral. Con ello, están contribuyendo a la inclusión social, favorecen la igualdad de oportunidades y ayudan a mitigar las deficiencias que han aflorado como consecuencia de la pandemia. “Es fundamental que las familias apuesten por la educación como medio para salir de la pobreza, y Afedes les está ayudando intensivamente a lograrlo”, explicó.

Catalina de Lorenzo-Cáceres hizo hincapié en la relevancia del premio, que ha supuesto “una inyección de energía para los profesionales de Afedes, precisamente en un momento como el de la pandemia en el que no sabíamos cómo seguir actuando para hacer frente a las necesidades sociales existentes”, y destacó el apoyo brindado desde Fundación Cepsa a los municipios del norte de la Isla.

También se refirió a la buena acogida que ha tenido el proyecto, que pone el acento en atender a un segmento de población muy desfavorecido y que, además, se ha visto aún más afectado por la pérdida de empleo durante la crisis causada por la COVID-19.

Destacó, también, la labor que se está llevando a cabo para reforzar la educación infantil, mientras que en el caso de las personas adultas se ha incidido en aspectos fundamentales como la autoestima, el empoderamiento y la sensibilización en igualdad de género.

Talleres de apoyo y otras actuaciones

Además de dar apoyo en las tareas escolares, los talleres de refuerzo educativo para menores, organizados en dos grupos formativos diferentes, inciden en otros aspectos como el desarrollo de técnicas de estudio. Esto se complementa con una apuesta por la alfabetización digital, orientada al manejo de herramientas digitales escolares y a las búsquedas de información, así como al uso responsable de las nuevas tecnologías.

Las acciones destinadas a las personas adultas están dirigidas a hacer frente a la brecha digital, apostando por el aprendizaje de las herramientas ofimáticas más comunes, como aquellas vinculadas a trámites administrativos, al tiempo que se pone el acento en generar redes de apoyo. 

Otro de los aspectos abordados con los adultos ha girado en torno al empoderamiento y sensibilización en igualdad de género, insistiendo en aspectos como la motivación y la autoestima, la comunicación y la asertividad.

Además de la cobertura formativa, el programa ha ayudado a cubrir necesidades básicas de las familias más desfavorecidas a través de la entrega de alimentos, así como de mascarillas, al tiempo que se ha apostado por la orientación y asesoramiento sobre los recursos que existen para poder acceder a ayudas sociales y becas.

Continuar leyendo 1 min